81 8852 8258

Búsqueda Semántica – Cómo impacta al SEO

¿Has notado como Google puede contestar casi cualquier pregunta que le hagas?

Miremos el resultado de la siguiente consulta:

Búsqueda Semántica - Ejemplo altura de arco de triunfo

Aunque no hayamos especificado el nombre de “El Arco del Triunfo”, Google entiendo de qué estábamos hablando y mostró lo que queríamos saber de él, su altura.

Esto es posible gracias a la “búsqueda semántica”. Es posible que ya hayas escuchado sobre este término. ¿Qué es? ¿Cómo está afectando al SEO? ¿Qué es lo que cambia?

Aunque la búsqueda semántica suene como algo complejo, en realidad no es tan complicado comprenderla.

En este blog te explicaremos todo lo necesario, y podrás aprender: qué es la búsqueda semántica, por qué es importante, y cómo adaptar tu SEO para este tipo de búsqueda.

 

¿Qué es la búsqueda semántica?

La búsqueda semántica es un proceso de recuperación de información utilizado por los motores de búsqueda modernos para devolver los resultados de búsqueda más relevantes. En otras palabras, el propósito de la búsqueda semántica es ir más allá del significado del diccionario “estático” de una palabra o frase para comprender la intención de la consulta de un buscador dentro de un contexto específico.

El motor de búsqueda aprende de resultados anteriores y crea enlaces entre entidades, con lo que puede deducir la respuesta a la consulta de un buscador, en lugar de proporcionar varios enlaces azules que podrían tener o no la respuesta correcta.

 

¿Por qué es importante?

Aunque hay innumerables variables en juego, es fácil entender los principios de la búsqueda semántica.

Usuarios no usan el mismo idioma que el contenido deseado.

Esto ocurre, por ejemplo, cuando escuchaste una canción desconocida en la radio. Entonces comienzas a buscar letras aleatorias de la canción en Google hasta encontrarla.

O lo mismo ocurre cuando hablas con Siri, Alexa o el Asistente de Google. Lo que hablas a estos asistentes suele ser diferente a lo que escribes en Google; las palabras clave ahora se convierten en conversaciones.

Hay muchas maneras de expresar la misma idea, y los motores de búsqueda deben lidiar con todas ellas. Deben poder hacer coincidir el contenido de su índice con tu consulta de búsqueda, basado en el significado de ambos.

Muchas búsquedas son involuntariamente ambiguas

En el español, así como en muchos otros idiomas, existen las palabras polisémicas, las que tienen dos o más significados. Este es uno de los principales desafíos de la búsqueda semántica. Podría decirse que es el desafío más importante que la búsqueda semántica está tratando de resolver.

El problema aquí es que las palabras rara vez tienen un significado definitivo sin contexto. Además de las palabras polisémicas, puedes escribir innumerables sustantivos que también pueden ser adjetivos, verbos o ambos. Y todavía estamos en el alcance de los significados literales. Se vuelve aún más interesante si profundizamos en los significados inferidos como el sarcasmo.

El contexto es muy importante en la semántica.

La necesidad de comprender la jerarquía léxica y las relaciones entre entidades

Si realizamos la siguiente búsqueda:

Ejemplo búsqueda - esposa del actor de Obi Wan

Google tiene que hacer varias cosas para comprender la consulta:

  • Comprende que Obi-Wan apareció en múltiples películas y series interpretadas por diferentes actores
  • Hacer las conexiones con la esposa de cada uno
  • Muestra los resultados de búsqueda de una manera que refleje la ambigüedad de “obi wan”, pero aún así responda la pregunta de la búsqueda

Como se mencionó anteriormente, nuestras consultas a menudo no coinciden con la redacción exacta del contenido deseado. Por ejemplo, “asequible” podría ser cualquier cosa entre barato, de rango medio y de precio razonable, y saber esto es crucial.

Las entidades, en este ejemplo, son personajes de películas y series (Obi-Wan), personas con un trabajo específico (actor), y personas asociadas con ellos (parejas / esposas). En general, las entidades son objetos o conceptos que pueden identificarse claramente.

La necesidad de reflejar intereses y tendencias personales

Si realizo la siguiente consulta:

Ejemplo búsqueda - edad del presidente

Google me va a mostrar la edad del presidente actual del país en que me encuentro, México, y no las de otros presidentes de diferentes partes del mundo.

No importa cuánto nos disgusten las formas en que se utilizan nuestros datos personales, al menos es útil para los motores de búsqueda. Google utiliza datos limitados, como tu localización, junto con tu historial de búsqueda para ofrecer resultados de búsqueda más precisos y personalizados.

Pero lo que es más fascinante es la capacidad de Google para ajustar los resultados de búsqueda en función de los cambios dinámicos en la intención de búsqueda.

Si alguien busca “pizza” en su navegador, podría esta buscando ordenar una pizza, cómo hacer una pizza, o el significado de la palabra “pizza”. Pero tras años de servir resultados de búsqueda a usuarios y analizar sus interacciones con esos resultados de búsqueda, Google sabe que la mayoría de las personas que buscan [pizza] están interesadas en pedir pizza.

Ejemplo búsqueda - pizza

Y como podemos ver, lo primero que muestra en los resultados son diferentes locales de los cuales podría pedir una pizza.

 

¿Cómo adaptar tu SEO para este tipo de búsqueda?

Hay varios consejos que se deberían seguir para adaptar el SEO a la búsqueda semántica:

  • Temas como objetivo
  • Evaluar intención de búsqueda
  • Usar HTML semántico
  • Usar marcado de esquema
  • Convertir tu marca en una entidad de Knowledge Graph
  • Crear relevancia a través de enlaces
Ten temas como objetivo, no palabras clave

En los viejos tiempos del SEO, podrías haber tenido una clasificación alta en varias palabras clave ligeramente diferentes, pero todas sobre un mismo tema. Ese ya no es el caso. Google ahora entiende que todas estas búsquedas significan lo mismo, y clasifica principalmente las mismas páginas para todas.

Hay que tener esto en cuenta al crear contenido. El objetivo ya no es clasificar solo una palabra clave, sino cubrir un tema a profundidad para que Google clasifique tu página para muchas palabras clave similares.

Sin embargo, hay que tener cuidado. Dirigirse a un tema en particular no significa que tengas cubrir absolutamente todo lo relacionado con ese tema o profundizar demasiado.

Evaluar la intención de búsqueda

Es posible publicar contenido sobre un tema determinado que no se alinea con la intención de búsqueda. Este incluso podría ser contenido con excelente SEO, pero que a la mayoría de las personas que buscan sobre su tema no les resulte de interés.

Por eso, antes de comenzar a planear una nueva pieza de contenido, es bueno mirar a las páginas mejores clasificadas en ese tema para inferir la intención de búsqueda.

Usar HTML semántico

Comparemos los siguientes elementos HTML:

Comparación de HTML No semántico y HTML semántico

El HTML semántico agrega significado al código para que las máquinas puedan reconocer bloques de navegación, encabezados, pies de página, tablas o videos.

Pero el HTML semántico sigue siendo bastante limitado. Si bien dice: “esta es una imagen, este es un pie de página”, no transmite el significado del contenido real. Es por eso que marcamos esquemas.

Usar marcado de esquema

El marcado de esquema es una forma adicional de marcar tus páginas. También se conoce como “datos estructurados”.

El vocabulario de Schema.org contiene cientos de tipos asociados con propiedades. Puedes usarlos para marcar tu contenido de una manera que sea fácil de entender para Google sin algoritmos complejos.

Entonces, en lugar de que Google tenga que extraer información clave de algo como esto:

Horneará los muffins por 20 minutos. Estos muffins contienen alrededor de 305kcal por porción de 100g.

Podrías tenerla en un formato estructurado parecido a esto:

tiempo de cocción: 20 minutos
calorías: 305

Del cual Google podría extraer con mayor facilidad.

Entonces, cuando un usuario quiere saber cuánto tiempo se necesita cocinar un muffin, o cuántas calorías tiene, Google puede dar la información de la mejor manera.

Construye tu marca para convertirla en una entidad de Knowledge Graph

La Knowledge Graph de Google es una base de conocimiento de entidades y las relaciones entre ellas. Esta tecnología permitió el cambio de la relación por palabras clave a la relación semántica.

Convertir tu marca en una entidad de Knowledge Graph es una consecuencia a largo plazo de la construcción de la marca y la aplicación del resto de estos consejos.

Crear relevancia a través de enlaces

Los enlaces siempre han sido indicadores de relevancia.

Tanto los enlaces internos como los externos de páginas relevantes que utilizan texto de anclaje natural ayudan a Google a descubrir de qué podría tratar tu contenido, incluso antes de procesarlo.

 

No te olvides de la búsqueda semántica al realizar tu SEO

La búsqueda semántica ha sido un gran avance en los motores de búsqueda modernos. Ahora son capaces de responder casi cualquier pregunta consultada con resultados relevantes y valiosos al usuario. La búsqueda semántica es posible gracias a tecnologías y algoritmos muy complejos, pero no es tan difícil comprender como funciona y cuáles son sus principios. Hoy en día es un requisito considerar a la búsqueda semántica al realizar SEO, no olvides tomarla en cuenta.

Dejar un comentario

You must be logged in to post a comment.
× ¿Como puedo ayudarle?